Institutomm | La sabiduría de los toltecas para ayudar al Management
861
post-template-default,single,single-post,postid-861,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

La sabiduría de los toltecas para ayudar al Management

La sabiduría de los toltecas para ayudar al Management

Los toltecas aportaron a los aztecas sus conocimientos científicos y su filosofía. En la actualidad, el médico-chaman mexicano Miguel Ruiz, ha extraído la quintaesencia de esta cultura ancestral transmitida oralmente, a través de sus Cinco Acuerdos. Forman parte de un código de buena conducta para vivir y actuar en armonía con uno mismo y con los demás. Estos principios universales y atemporales pueden ser inspiradores para los managers ya que pretenden romper las creencias limitadoras de cada uno y hacer emerger en el equipo la inteligencia colectiva.  Es necesario que cada líder encarne estos Acuerdos con su propio estilo.

HONRA TUS PALABRAS

¿Quién no ha criticado alguna vez a su jefe o a un cliente?

¿Quién no ha divulgado nunca ningún rumor?

[Tweet “Para los toltecas la palabra es un don divino y sagrado porque nos distingue de los animales.”]Hay que respetarla y no decir cualquier cosa a cualquier persona y en cualquier momento. Para los amerindios es tabú hablar sobre los demás o contra los demás. Este principio incita a cuidar la expresión oral, a hablar con integridad y a expresar la propia verdad sin denigrar a nadie, ni siquiera a uno mismo.

El beneficio de esta filosofía es una comunicación fluida en el equipo, relaciones más abiertas de confianza y la posibilidad, para cada cual, de expresar sus vivencias en un clima de seguridad y respeto.

Consejos: Habla directamente a los demás, haz demandas en vez de reproches. Cuando hables con tus colaboradores y compañeros, procura remplazar el temible y saboteador “pero…” por la conjunción “y…”.

NO TE TOMES NADA COMO PERSONAL

Acostumbramos atribuir a los demás intenciones que no son las suyas. Ejemplo; tu jefe recupera uno de tus proyectos y te lo tomas como una penalización cuando a lo mejor el solo quería aliviarte. “Lo que los otros dicen o hacen no es más que una proyección de su propia realidad y de sus creencias” (Miguel Ruiz). Por su lado tu interlocutor también puede sentirse atacado por ti, sin razón alguna, creyendo que…  Cada uno vive las cosas desde su burbuja. Entonces, ¿por qué sentirse herido o molesto por algunas palabras o algunos actos? Para los toltecas, las personas sanas no atentan adrede contra el prójimo. Este acuerdo invita a acallar al ego y a tomar distancia.

Beneficio: La ganancia de tiempo y de energía perdida en conflictos de ego, la disponibilidad de todos en cualquier circunstancia (crisis, problema grave…)

Consejos: Responsabilízate de tus emociones. Ante un acontecimiento estresante, distingue entre tu misión y tu persona. Evita replicar a un compañero alterado por algo.

NO SUPONGAS

¿Los proyectos que te han parecido apasionantes se han caído?, ¿has anticipado erróneamente el entusiasmo de tu equipo?, ¿tu compañero no te ha saludado por la mañana y tú supones que la tiene tomada contigo cuando sencillamente es que no te ha visto?  Tu ego mental lo interpreta todo y busca en lo negativo explicaciones “racionales”. Este acuerdo incita a verificar que ocurre con el otro –si ha entendido bien, si tiene objeciones…– y te enseña  a comunicar con claridad tus necesidades, deseos y expectativas.

Beneficios: Evacuar cualquier tipo de rencor para despejar espacio dentro de tu mente y dentro de la mente de tus interlocutores para luego poder actuar conjuntamente con plena libertad.

Consejos: Haz preguntas abiertas a tus interlocutores antes de enjuiciar sus estados de ánimo. Identifica tus propios pensamientos parásitos, “Tengo la impresión que…”, “Me parece que…”.  Rechaza las insinuaciones, pregunta a los demás cuál es su punto de vista, acepta decir “no sé”…

HAZ SIEMPRE LO MEJOR POSIBLE

Si hubiera sabido”, “tendría que haber…” suponen una auto-flagelación inútil. Una vez las cosas hechas, los dados ya están echados y no sirve de nada culpabilizar. Los Toltecas apuestan por vivir a 100% en el Presente. Además como tenemos que vivir en la incertidumbre, es mejor no “procrastinar”, decir y hacer las cosas ya. Este acuerdo incita a la acción potente e inmediata más que a la reflexión en bucle que mata la toma de decisión.

Beneficios: La toma en cuenta de los límites de cada uno… y del potencial de todos. La satisfacción de haber explotado plenamente las capacidades propias y las del equipo.

Consejos: Gestiona los problemas según se presenten y hazlo a fondo para evitar remordimientos y pesares.  Olvídate de ajustar cuentas que te llevan al pasado. Saca partido de tus errores y de tus compañeros.

MUÉSTRATE ESCÉPTICO… PERO APRENDE A ESCUCHAR

Tómate el tiempo de dejar que la palabra del otro haga mella en ti. Luego utiliza la potencia de la duda para poner en cuestión las supuestas “verdades” formuladas por tu entorno o por tu diálogo interno. Según los toltecas, la verdad intrínseca no existe. Esta postura incita al discernimiento y a la lucidez, a abrirse a los demás, a la tolerancia y a compartir.

Beneficios: La serenidad más allá de las luchas oratorias y de la tentación de tener siempre la razón.

Consejos: Deja hablar a las personas, cada una a su vez, sin cortarles la palabra. Haz como esos jefes indios en sus “tipis” que a la hora de tomar decisiones importantes se pasan la pipa para poder expresarse sin ser interrumpidos. Al final, todos llegan a consensuarse.

Carmen Caillot
Directora de Conocimiento
@carmen_caillot

No Comments

Post A Comment