Institutomm | No sin mi feedback
882
post-template-default,single,single-post,postid-882,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

No sin mi feedback

No sin mi feedback

En iMm la excelencia es uno de nuestras principales señas de identidad. Para llegar a ser excelentes, lógicamente, es necesario haber realizado mucho trabajo previo. Esto no se consigue de un día para otro, es una cuestión de esfuerzo, de actitud y sobre todo de mejora continua.

Justo como dice el Método Lean, que nació en los años 80 de mano de la empresa Toyota y consiste en que las empresas lancen su producto o servicio sin esperar un diagnóstico o un análisis previo. Esta técnica hace el proceso más eficiente y permite medir los resultados después del lanzamiento para adaptar el producto a las exigencias del mercado.

Dichas herramientas (de forma somera) se dividen en tres pasos principales que son: creación y evaluación, medición y aprendizaje. Y la clave para conseguir la excelencia se encuentra, precisamente en el aprendizaje. En el hecho de decidir crecer y mejorar.

No debemos tenerle miedo a la formación, no significa que no sepamos nada. Es, más bien, que no podemos saberlo todo y que siempre podemos aprender algo nuevo. No hay que temerle, sobre todo, a equivocarnos. De hecho, el ser humano tiende a aprender más de sus fracasos que de sus victorias. Ser capaz de reconocer que las cosas no se han hecho como se debería es algo que le honra, pero que a veces cuesta. [Tweet “Por ello, muchos de nosotros necesitamos un feedback.”]

A grandes rasgos, un feedback es un comentario asertivo y educado en el que alguien le explica a otra persona en que podría mejorar o en que se ha equivocado. No se trata de criticar, sino de ayudar a esa persona a hacerlo cada vez mejor. Somos muchos los que necesitamos que nos den un empujón (tanto en un sentido como en el otro) y esta es la mejor manera de conseguirlo.

Debemos tener en cuenta que no es lo mismo una crítica destructiva que un comentario a modo de feedback. Y también que hay personas a las que no les gusta una opinión de terceros sobre como hace las cosas. Encajan las críticas como pueden sin ver lo positivo que aportan. ¿El problema? Que hace falta seguir aprendiendo.

María José Pérez
Community Mánager
@mjperezs 

No Comments

Post A Comment